‘El Nombre de la Rosa’, de Umberto Eco

Recuerdo que hace muchos años vi, quizá no completa, la película de ‘El Nombre de la Rosa’. Pero no recuerdo el contenido exacto, apenas la ambientación y los protagonistas. Por la fama del libro decidí elegirlo como uno de los que tenía que leer antes de ver la película completa y así ha sucedido. Tras la lectura, uno toma conciencia de su ignorancia.

‘El Nombre de la Rosa’, publicada en 1980 por el escritor y profesor de filosofía italiano Umberto Eco, es una novela de misterio, detectivesca, llamémosla novela negra. Ambientada en un monasterio benedictino de la italia del s.XIV, un antiguo inquisidor inglés, Guillermo de Baskerville, tomando como ayudante al novicio alemán Adso, jovencísimo e inmaduro, acuden al monasterio italiano para investigar el asesinato de uno de los hermanos más jóvenes, Adelmo, en extrañas circunstancias. Pronto, Guillermo se dará cuenta que allí suceden cosas más misteriosas de lo que pensaban. La muerte acecha cada día a los hermanos de la abadía, extraños sucesos descubren que es un lugar mucho más oscuro y que esconde un terrible secreto. Para colmo, una comitiva de frailes e inquisidores llegará de Aviñón en pocos días y tendrán que descubrir al asesino antes de que eso suceda. Pero los hechos actuarán contra Guillermo y Adso, quienes pondrán todo de su parte para sobrevivir en la abadía y evitar que el mal termine triunfando.

“El Anticristo puede nacer de la misma piedad, del excesivo amor por Dios o por la verdad, así como el hereje nace del santo, y el endemoniado del vidente”.

‘El Nombre de la Rosa’, Umberto Eco.

el nombre de la rosa umberto eco

DETECTIVES

De hecho, como he comentado anteriormente, lo menos que podía esperar es que esta novela fuera, prácticamente, una novela de detectives, donde el misterio, los secretos arcanos, el asesinato y la tragedia se cogen de la mano. Pese a no haber leído mucho sobre este género, los acontecimientos y la forma recuerdan mucho a obras como ‘El misterio del cuarto amarillo’ de Gastón Leroux o ‘El escarabajo de Oro’ de E. A. Poe. Pasadizos secretos, arquitecturas simbolistas, mensajes ocultos, criptogramas y acertijos, asesinatos… un cuadro macabro para un libro brillante que esconde una sabiduría superior a la que haya podido leer hasta ahora.

PERSONAJES

La historia está narrada por un anciano Adso, ya fraile, es decir, muchísimos años después de los acontecimientos, cuando era un novicio. Esto implica y aporta al relato dos puntos de vista y el análisis de su propia personalidad, que rememora a veces con enérgica nostalgia, pero otras con suma mesura al considerar aquellos años jóvenes una tentación hacia su, ahora, madura fe. Adso es, principalmente, la excusa perfecta para contrastar la fe de la juventud y la fe madura. Adso es fácilmente impresionable con los descubrimientos en la abadía. Está despertando al mundo, con su naturaleza humana, lo que le entrega a la susceptibilidad del pecado y el miedo.

Por otra parte, Guillermo es un hombre cercano a los sesenta años -considerado anciano en esa época- que posee un juicio y valor de la vida modernos para su siglo. Antiguo inquisidor, percibimos su gran sentido de la justicia, una prolija visión científica de muchos hechos que en su siglo eran considerados antinaturales o demoníacos y un excelente olfato de sabueso para los misterios y las deducciones. Esto le otorga un gran poder de oratoria, convicción y resolución en los hechos narrados en este libro, lo que le hace el personaje perfecto y apropiado para el género.

Umberto Eco, escritor y filósofo italiano. Photo via Newscom

RELIGIÓN, HISTORIA, SOCIEDAD

‘El Nombre de la Rosa’ es, también, una excusa de Eco para mostrarnos, lo más fielmente posible que ha podido, el reflejo de la sociedad religiosa de esa época, y existe una carga teológica bastante fuerte en el libro, con contrastados debates entre frailes y obispos, contrapuestos, casi heréticos en ocasiones y fanáticos en otras. Aquí nos damos cuenta de la maestría del autor para narrar la época. La sociedad y la Historia son otros de los puntos fuertes de la novela, solo comparable a la desgarradora narrativa de Arturo Pérez-Reverte, cuyos libros, sabemos, son compendios de datos históricos bien desarrollados.

Por otro lado, la Filosofía y pensamiento griegos también tiene su peso en este libro, muy ligados a la fe católica de esta época medieval. Otras disciplinas que encontramos son las relacionadas con las Ciencias Naturales, el Arte (arquitectura y escultura sobre todo), el culinario… pero también la percepción religiosa del bien y el mal en los personajes.

Destaco la percepción del arte religioso, que recuerda que es el catecismo del pueblo, de los simples, con ingentes descripciones de esculturas, relieves y miniaturas que llevarán al lector a un paroxismo tal que creerá estar compartiendo las creencias y visiones de los personajes.

LA ABADÍA

Tenemos otro fondo importante, no en el tema cultural, sino para la trama de ‘El Nombre de la Rosa’: la propia abadía. Surge en el relato como una fortaleza convertida en monasterio, construida para permanecer como el escondite de un misterio terrible envuelto en la niebla de los siglos. La abadía es como otro personaje que permanece constantemente presente -de hecho toda la historia se desarrolla allí- pero como si el lugar tuviera vida propia. La conocemos por las ricas descripciones de la vida monástica, sus costumbres, sus recintos, su historia…

En definitiva, tras la lectura de este libro, no solo nos queda lo leído.

 

Edificio de la abadía benedictina de la novela y la película
Edificio de la abadía benedictina de la novela y la película

BIBLIOGRAFÍA

‘El Nombre de la Rosa’, Umberto Eco (1980)

Edición del periódico El País (2005) bajo los derechos de Editorial Lumen (1982)

Título original: Il Nome della Rosa

Traducción: Ricardo Pochtar

576 páginas, tapa blanda.

ISBN: 84-9815-209-7

 

 

Anuncios

3 pensamientos en “‘El Nombre de la Rosa’, de Umberto Eco”

  1. Fantástico libro y fantástica película. Hace muchos años de su lectura pero en mi época universitaria era un clásico y no había nadie que no la leyera. Apuntas aspectos muy interesantes, entre otros comparándola con la narrativa de Reverte. Y coincido contigo, aunque últimamente he leído una obra que sigue, más si cabe, su línea, EL ASESINATO DE PITÁGORAS, que tal vez también conozcas.
    Un saludo

    Le gusta a 1 persona

    1. Gracias por tu comentario María. Me alegro que tengamos cosas en común y que el artículo, además, sea de tu agrado. De ‘El asesinato de Pitágoras’, lamentablemente no tengo noticias. Veo que se publicó en 2013 por Marcos Chicot y fue finalista del premio Planeta. Uno de mis defectos es estar poco o nada puesto al día de la narrativa actual, salvo alguna excepción. Eso es algo que debería arreglar. Pero entre tanta obra magnífica clásica que quiero leer antes de convertirme en polvo, no me da tiempo a mirar lo que se publica ahora. Gracias también por el consejo, procuraré echarle un vistazo.

      Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s