‘Memorias de Isaac Asimov’, autobiografía comentada

Hasta hace pocos meses no supe que existía una autobiografía de Isaac Asimov. Desde que hace casi 4 años lo descubrí no he parado de leer casi todas sus novelas y quería saber más sobre su vida, pero solo encontraba extractos en páginas web y publicaciones sobre sus obras, a modo de introducción. Y nada más.

Isaac y Janet, su segunda esposa
Isaac y Janet, su segunda esposa

Hasta que en wikipedia leí que existía su autobiografía. ¡No solo era su biografía, sino que estaba escrita por él mismo! No podía ser mejor. La busqué y la encontré de segunda mano, pues se publicó hace 20 años y está descatalogada. Y hoy mismo la estoy disfrutando. Si bien antes que esta, publicó otra en tres partes, inédita aún en España, esta autobiografía resulta totalmente indispensable para cualquier persona interesada tanto en la obra como en la vida de este autor, científico y escritor, humanista, historiador, profesor, químico, padre…

La referencia de esta obra no parece ser muy conocida, quizá por el poco interés que suscita en los lectores actuales, o bien porque, a pesar del éxito de sus libros, no parece que su propia figura sea trascendental socialmente. Pero hoy, yo, aquí, le doy la importancia que creo que se merece comentando un poco su vida.

Lo más característico que podríamos conocer sobre Asimov, es su falta de modestia. Sin embargo, ésta proviene de su sentido de orgullo y honestidad. Asimov reconocía que si era bueno en algo, debía decirlo. Por lo que a mucha gente podría sonarle a vanidad. Nada más lejos de la realidad, Asimov era todo lo contrario. Entregado, bienintencionado y respetable.

isaac-asimovDe gran volutand y fuerza interior, el padre de la robótica literaria no tuvo una infancia plenamente libre de obligaciones. Desde muy pequeño pasó años ayudando a sus padres en la tienda de golosinas que regentaban en Nueva York, cuando llegaron desde Rusia cuando Asimov contaba 3 años, en 1923. Eso no fue motivo para desatender sus estudios, y desde muy pequeño -aprendió a leer solo– demostró una gran capacidad intelectual, una tremenda memoria y facilidad para la ciencia.

Todo buen héroe que se precie tiene sus defectillos, y uno de los peores de Asimov era que no soportaba perder, en cierto sentido: sobre todo cuando tenía que competir con otros alumnos. Su orgullo intelectual le jugaba malas pasadas durante su etapa de estudiante y, alguna vez más, en el resto de su vida adulta.

asimovmemoriasPero el Asimov asentado literariamente hablando no poseía ese orgullo de la juventud, una vez demostrada su valía y reconocido el hecho de que, por muy inteligente que fuera, había otros más inteligentes que él. De honestidad también supo dar ejemplo. Por algo todo lo que consiguió lo ganó él mismo. Pese a que tuvo una vida económicamente desahogada, no paró de trabajar, escribir y superarse. Primero en revistas pulp, luego en editoriales más serias -como Doubleday, su editorial emblemática, con la que publicó la mayoría de sus libros y novelas-.

Uno de los empleos más destacados fue el de profesor asociado en la Universidad de Boston, de donde finalmente, por problemas internos entre compañeros, fue despedido. Su personalidad orgullosa y sincera le ocasionó más de una enemistad por romper con lo políticamente correcto de su época -y la época actual-, mediante afirmaciones que suscitaban incomodidad pero llenas de verdad, de lógica, razonamiento y, ante todo, respeto.

Enérgicamente ateo a pesar de su origen judío, religión a la que no le prestó la mínima atención, Asimov fue gran defensor del humanismo y el racionalismo. Ello le llevó a ser nombrado, en 1985, presidente honorario de la Asociación Humanista Estadounidense y vicepresidente honorario del club Mensa, la Asociación Internacional de Superdotados. Fue amigo de sus amigos, coherente con sus afirmaciones, responsable de sus actos e inmensamente respetuoso con la vida ajena.

asimovSe casó dos veces. Del primer matrimonio, con Gertrude, quien no sale muy bien parada en la autobiografía, tuvo dos hijos, pero tras 30 años se divorció -pese a que esa relación llevaba mucho tiempo en ruinas- y nada más conseguir ser libre se casó con Janet, que fue su mujer hasta la muerte de Asimov. Fue un matrimonio maduro en muchos sentidos. En el sentido de la edad, pues Asimov tenía 53 años, y maduro porque hasta no obtener el divorcio de Gertrude respetó casi al máximo a su mujer por varios motivos. Uno, para no dar lugar a que pudiera mandarle a los tribunales por adulterio, y el segundo, por respeto. Aunque con Janet no pudo mantener mucho las composturas, pues llevaban 4 años enamorados.

Aún así la relación con sus hijos fue satisfactoria. De carácter alegre, Asimov odiaba viajar, y solo lo hizo cuando era estrictamente necesario, incluso por EEUU. Ya no digamos salir del continente, algo que no hizo jamás, excepto en algún crucero organizado para ver cometas o eclipses. Conoció a innumerables escritores hoy considerados clásicos de la ciencia ficción, antes y después de serlos, tales como Frederik Pohl y Arthur C. Clarke. Era ferviente lector de las obras de Tolkien, del que afirmó haber leído por 5 veces ‘El Señor de los Anillos’. Colaboró asesorando científicamente en la serie y las películas de ‘Star Trek’, de quien su mujer Janet era fan. Nunca antepuso sus necesidades a las de los demás si con ello perjudicaba a alguien, aunque este alguien fuese una persona non grata.

5pxdnAsimov falleció el 6 de abril de 1992 por un fallo coronario renal. Llevaba tiempo enfermo y hospitalizado, y sabía que su vida llegaba al final justo cuando empezó a escribir esta autobiografía. Demostró una gran endereza y jovialidad pese a tener los días contados. En 2002 su esposa Janet publicó que el desencadenante de la enfermedad de Asimov fue el VIH, virus del sida, que contrajo en una transfusión de sangre en 1983. Podría decirse que tuvo una vida plena, no sin los problemas que puede tener cualquier persona en esta vida, pero su carácter positivo y alegre le ayudó hasta el final.

De hecho, hacia los últimos años, cuando fue envejeciendo, tuvo una etapa oscura en la que la inquietud de la muerte le incomodaba, sobre todo por el fallecimiento continuo de muchos amigos y conocidos. Pero no dejó de trabajar hasta el último momento, ya obligado por su enfermedad a permanecer en casa sin salir. Terminó de escribir esta autobiografía dos años antes de fallecer, y siguió con otros proyectos, como ‘Hacia la Fundación’ (1992) y artículos para revistas.

isaac-asimov-mural-ken-westLa autobiografía termina con un epílogo escrito por su mujer Janet relatando los dos años siguientes desde el final del libro, y con mucha emotividad, describe las últimas palabras de Asimov, cuando, instantes antes de su muerte, ella y Robyn, la hija del primer matrimonio de Asimov, le dicen que lo quieren y él les contesta “Yo también os quiero”.

Esta ha sido mi visión personal a partir de la lectura de la autobiografía de Asimov. Muchas de sus facetas no las he ilustrado con ejemplos debido a la enorme cantidad de datos en el libro, pero puedo asegurar que éstas, están justificadas por él mismo y podéis comprobarlo leyéndolo. Aún me queda una pequeña cantidad de páginas, por lo que seguramente que habrá más cosas interesantes que contar de él. No obstante, si echáis en falta algo más, es porque he creído que ya hay suficiente información de su obra como para repetirla, y no pasa lo mismo con su vida privada, de la que he preferido hablar ahora.

Artículo publicado originalmente en mi blog Spiderland Review el 17 de agosto de 2015.


BIBLIOGRAFÍA

‘Memorias. Autobiografía Isaac Asimov’, Ediciones B. 1ª Edición de 1994.

745 páginas, tapa dura.

ISBN: 9788440681201 Descatalogado.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s