Cuatro años de La Biblioteca de los Malditos [Octubre 2014-2018]

Esta es la típica entrada de cualquier blog que se precie, algo visto, repetitivo y bla bla bla… pero mirad, me apetece hacerlo, porque sí. Porque ya van cuatro años, y al principio, como suele suceder, era algo diferente a lo que veis ahora. ¿Qué tenía yo en mente en ese octubre de 2014?

Pues no mucho; quería contar algo, lo que me gustaba en plan literatura, no mucho más. De vez en cuando alguna entrada. Rellené como pude algunas pocas publicaciones, elegí la mejor plantilla que se adecuara, y después de muchos diseños, me decanté por uno sencillo y clásico a la vez (que no es el actual). El nombre se me ocurrió, tal como explico en una entrada que aún conservo, porque hablaba de autores “malditos”, de vida austera y desgraciada, de autores suicidas o de muerte horrible. Ese era el espíritu. Hasta que se me ocurrió que podía escribir sobre los libros que leía, que eran muchos.

Ahí empezó la racha de reseñas o comentarios acerca de estos libros, normalmente de ciencia ficción, terror o fantasía. Pero como no me cierro solo a esos géneros, adelante pues con todo lo que caía en mis manos. Y además, llegaron los encuentros literarios de La Ruta Ateneo XXI en Elche, en el que he conocido gente estupenda. Gracias a esos mini reportajes, de vez en cuando publicaba crónicas de algún encuentro o evento al que acudía, siempre relacionado con la literatura o arte. Me daba igual que fuera una exposición, una convención, etc…

Así pues había algo más que añadir al blog. Y bien pensado, en el otro blog que dejé de llevar, sobre cómics, TV, cine…, había entrevistado a personalidades de mi entorno, profesionales como un pino. Entonces, ¿por qué no hacer lo mismo con La Biblioteca de los Malditos? Desde entonces, y cuando se tercia, ha caído alguna que otra, y las que están por llegar.

No suelo hacer entradas de noticias pero si me resultaba muy interesante o llamativa, no iba a ser menos. De las primeras noticias en publicar en el blog se encuentra la reedición de El Anacronópete por la editorial Inlibris (ahora llamada Gaspar&Rimbau), que me valió conocer y crear vínculo con el editor –Andrés, estamos haciendo grandes cosas juntos-; también he hablado alguna vez de los proyectos para la TV de la saga Fundación de Asimov. Aunque no suelo recurrir mucho a las noticias, como he dicho antes, no deja de ser algo personal dedicar un espacio a algo que me llame mucho la atención.

Durante mucho tiempo la música ha ocupado un lugar importante en mi vida, y algunas canciones forman parte de ella y de mi propio imaginario personal. Así que comencé a hablar de algunos temas que tienen relación con la literatura o poseen un cariz artístico digno de mencionar. No estoy recurriendo demasiado a ello, pero de momento hay unos pocos ejemplos.

Lo mismo ocurre con el cine de animación. El Capitán Harlock es buena muestra de ello, y de él podéis encontrar varios artículos.

Con ello quiero decir que en la corta vida del blog, no solo él ha cambiado. Mi vida personal ha llevado la batuta hasta el momento, y todo junto ha conseguido hacer evolucionar este espacio que no es ni la sombra de lo que puede ser, de lo que yo puedo ser. Sigo experimentando con otro tipo de publicaciones (están en preparación), de otra forma de entrevistar, de buscar información, de leer y comprender la literatura. Por ello es importante recordar cada año cumplido (igual que en el cumpleaños de cualquier persona) que el tiempo no pasa en vano, siempre hay algo que descubrir; en este caso, gentes, literaturas, experiencias y formas de divulgar la información.

Hace poco mi amigo Juan Manuel me dijo que mi tarea podría clasificarse de “periodismo cultural” (tal como hago en los artículos sobre mis viajes). Si se trata de otro horizonte que alcanzar, allá voy, aunque de mi mano no salgan muchas creaciones, relatos o cuentos -lo confieso, soy muy lento y terco escribiendo-.

Marcos A. Palacios. Septiembre de 2018.

Agradecimientos:

-A La Casa de El y Pulpture por la primera oportunidad.

-A Juan Manuel y Maria José, por acercarse a mí y proponerme todas esas experiencias literarias.

-A José Antonio Iniesta, por permitirme entrar en su visión de vida sobre el arte.

-A Andrés Massa, por confiar en mi potencial.

-A Terror y Nada Más por darme la oportunidad de colaborar en algo maravilloso.

-A Tiempo de Relatos por su proposición indecente de adentrarme donde jamás creí que podría pasar.

Y a toda la gente que con su ejemplo de vida literaria me ha enseñado a revisar la mía.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s