‘H. P. Lovecraft, el caminante de Providence’ (2016), de Roberto García Álvarez. La biografía más completa de Lovecraft

No existe mucho material sobre la vida de Howard Phillips Lovecraft en castellano, y prueba de ello es la necesidad de esta intensa obra, H. P. Lovecraft, el caminante de Providence, cuyo autor, Roberto García Álvarez, se ha molestado en elaborar y redactar para ofrecer como resultado esta biografía editada en 2017 por GasMask.

Prueba del esfuerzo para conseguir un resultado tan completo, es la extensa bibliografía consultada, en su mayoría en lengua inglesa. ¿Qué pasa con la vida de Lovecraft, tan admirado en España y en Hispanoamérica, que no ha conseguido hasta ahora llamar la atención de este modo tan objetivo para entregar al público y a los medios la máxima información posible de este autor maldito?

Claro que hay material en español, pero tan breve y conciso que no puede etiquetarse como biografía, acaso un estudio escueto de la figura de Lovecraft. Lo que sí está claro es la pasión que su literatura despierta en todo el mundo contrasta con la idea que desde hace muchísimo tiempo se ha tenido de la figura del autor: sombrío, antisocial, atormentado… y cosas peores (algunas ciertas, otras, sencillamente mentiras o exageraciones). En la creación de falsos mitos acerca de Lovecraft, menciona Roberto García, se encuentra Lyon Sprague de Camp, famoso por sus continuaciones de Conan el Bárbaro. Al parecer, la mortecina y negativa imagen de Lovecraft se tiene sobre todo en base a las, aparentemente, mentiras de de Camp.

Por ello Roberto García se dedica a desmitificar esa imagen misógina y delirante sobre el escritor de Providence. Lo que sí es cierto, y se menciona en gran medida en el libro, es su ferviente racismo, a juzgar por los comentarios en innumerables cartas conservadas y fruto sobre todo de su época y contexto social. Pero sin ánimo de etiquetar, dejemos que los defectos de cada persona ocupen su lugar en su debido momento, que no es en esta ocasión.

lovecraft angell street
El 454 de Angell Street, la casa donde Lovecraft nació.

Una de las virtudes de El caminante de Providence es su enfoque: muestra directamente y paso a paso la vida de Lovecraft, desde sus abuelos y antepasados pasando por su infancia. No solo la vida personal, sino la social -bastante íntegra, por cierto- y la laboral. Pero no solo eso: también analiza la forma, fondo y motivo de los relatos del autor, las pretensiones, la filosofía escondida y el mundo interior que Lovecraft, consciente e inconscientemente, muestra en cada frase. Por ese motivo es una biografía completa, porque abarca diferentes aspectos de la vida y la obra del creador del horror cósmico, inclusive comentarios de otros autores que han dado vida a la oscura figura del escritor durante décadas, para poder comparar, con el material consultado, lo que es mentira, lo que es verdad, o lo que es improbable.

Al fin y al cabo hay muchos datos que no serán posible saber nunca, ya que las pruebas de ello se han esfumado, o no hay testimonios fiables. Pero lo que sí es verdad es que Lovecraft fue muchas cosas menos un antisocial. Al contrario, formó asociaciones, estableció contacto con infinidad de personas del entorno literario y editorial por sí mismo, fue emprendedor, culto y autodidacta, colaborador con otros colegas de profesión… al margen de sus rarezas y manías, que las tuvo, fue una persona normal y, además, querido por sus allegados.

Con el marco de la época de Lovecraft de fondo, que es importante para comprender muchas cosas, asistimos a escenas culturales, sociales e históricas. No solo es la biografía de Lovecraft -su pensamiento y filosofía-, también es la biografía de sus años, de las revistas donde publicaba, de las costumbres y usos de sus allegados en un contexto concreto como era el naciente siglo XX, y en una sociedad tan exquisita como la de Nueva Inglaterra. Para entender a una persona tan alejada en el tiempo es preciso entender su época.

h p lovecraft
Howard Phillips Lovecraft

Mención especial para el capíutlo XIV, cuya gran parte del texto profundiza en el pensamiento político y literario de Lovecraft. Insisto en que es un producto de su época (quién no lo es), y como tal debe ser juzgado, pero no procesado.

La obra se completa con ilustraciones de sus obras, portadas de revistas donde Lovecraft publicó, documentos y un extenso reportaje fotográfico, testimonio vivo de sus andanzas por este mundo. Y lo mejor es que Roberto García no se anda con rodeos, ni divagaciones. Su estilo es asequible, claro y completo, lo que hace a esta obra ser indispensable para todo admirador de Lovecraft. Se puede leer casi como una novela, al menos a mi parecer, lo que ha facilitado la labor de imaginar a Lovecraft y su galería de personajes -amigos, familiares, editores…-, así como los lugares visitados. Tiene el ritmo adecuado para zambullirse en una lectura tan descriptiva como hermética.

Al final de su vida, Lovecraft rozó la frustración artística que era totalmente infundada. Después de su muerte, y ya en las últimas páginas de esta obra, se relata cómo en pocos años su fama cruzó el Atlántico, empujada por las olas de dos de sus amigos, convertidos en editores. De esta forma el fenómeno fan se coló en el cosmos de Lovecraft.

¿Y para qué queremos saber sobre su vida? Ya cada uno tendrá sus motivos, pero no viene mal descubrirlo y aprender de ella para apreciar algunos de los relatos más aterradores que existen. Después de leer esta biografía, me pregunto si no habrá influido en los más modernos seguidores de Lovecraft la idea sombría y atormentada que se tiene de él para crear esa expectación que le acompaña como una maldición y que, quizá, sea el factor atrayente ideal para todo enamorado de su Horror Cósmico.


BIBLIOGRAFÍA

H. P. Lovecraft, el caminante de Providence. Roberto García Álvarez, 2016.

GasMask Editores, 2016. Colección Carnevale #1.

Tapa blanda, 750 páginas. Con fotografías en b/n.

Portada de Cecilia G. F.

ISBN: 9788494409035

IMG_20180207_135457.jpg

Anuncios

4 Comments

  1. Qué casualidad, Marcos. Lovecraft es uno de esos autores que tengo en la lista de eternos pendientes. Y justo esta tarde he cogido en la biblioteca uno de sus libros, nada más llegar a casa, mientras dejaba los libros encima de la mesa, me llegó la notificación de tu artículo.

    Le gusta a 1 persona

    1. Son señales, jejeje… ya ha quedado claro que lo recomiendo, y lo mucho que me gusta, por las otras entradas que tengo en el blog sobre Lovecraft. Soy dado a las biografías concretas, algunas de momento inencontrables. Cuando me gusta un autor me lanzo a buscar sobre su vida: Isaac Asimov, Konstantino Kavafis, Tolkien (de él me leí una breve biografía cuando aún no existía este blog)… aún tengo pendientes otros, como Oscar Wilde (del que no he encontrado la biografía que quiero concretamente), Edgar Allan Poe… y por ejemplo, aunque no haya leído nada de ella (porque prácticamente no tiene obras), es Dorothy Wilde, la sobrina de Oscar Wilde. Si aún no la conoces, te recomiendo la entrada que le he dedicado en el blog, y si te gusta, quizá encuentres su biografía en alguna biblioteca). ¡Un saludo!

      Le gusta a 2 personas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s